Mi compañera de trabajo es mi mamá

Mi compañera de trabajo es mi mamá

Edición1, Entérate

Trabajar en el San Bonifacio es un orgullo, pero tener la oportunidad de compartir diariamente  la jornada laboral con la mamá es una literal bendición.  Alejandro Amaya Hincapié y Nelson González Pacheco, pasante administrativo y docente de fútbol del San Bonifacio respectivamente, trabajan con sus mamás en el Sanboni.   Conozca sus historias.

 

Olguita y Alejo

Alejandro ingresó a realizar su pasantía al San Bonifacio el pasado 12 de marzo. Actualmente estudia administración de empresas en la Universidad del Tolima y estará hasta el mes de julio en nuestra institución. Sus días en el ‘Sanboni’ los comparte con su mamá, Olga Hincapie, integrante del equipo de servicios generales del colegio desde hace 26 años.  Alejandro describe a su mamá en 10 respuestas.

 

  1. ¿Qué es lo que más admira de su mamá?
    Su empuje y rectitud. Es una mujer llena de valores.
  1. ¿Cómo le dice de cariño?
    Siempre le digo mami, pero aquí en el colegio le digo mejor madre (Risas)
  1. ¿Cuál fue el último detalle que le regaló?
    Un ramo de flores el Día de la Mujer y cada 4 de marzo también le doy flores por su cumpleaños.
  1. ¿Un momento inolvidable junto a ella?
    Un viaje que realizamos Santa Martha y a Valledupar en el 2016. Ninguno de los dos conocía el mar y fue muy bonito vivir esa experiencia al lado de mi mama. Fuimos muy felices.  Nunca me olvidaré de ese día.
  1. ¿La canción que más le gusta a su mamá?
    Le encanta Laura Pausini. De hecho hace poco me pidió que le pusiera una canción de ella como timbre del celular. La canción se llama Entre tú y mil mares.
  1. Si la tuviera que definir en una sola frase, ¿cómo lo haría?
    Es una mujer incansable, trabajadora, recta, honesta.  Mi mayor ejemplo y mi mayor orgullo.
  1. ¿La enseñanza más grande que le ha dado?
    La honestidad. Siempre hay que hacer las cosas de forma recta y correcta. Eso lo aprendí de ella.
  1. De niño, ¿cuál fue la travesura que más dolores de cabeza le causó a Olguita?
    Fue un 31 de octubre, un día de los niños. Yo tenía como 6 años y me quería disfrazar, pero no tenía disfraz,  entonces con mis hermanos se nos ocurrió disfrazarnos de El  Zorro, el súper héroe,   y cogimos unos sombreros típicos de mí mamá y los pintamos con vinilos de color negro. Dañamos los sombres y manchamos la baldosas de la casa. Cuando mi mamá llegó casi se muere. Tenía mucha rabia.  No nos dejó  salir a pedir dulces, nos tocó quedarnos en la puerta de la casa.
  1. ¿Lo mejor de trabajar con la mamá en la misma empresa?
    Tenerla cerca y recibir todos los días su apoyo y conocimiento del colegio.  Yo conozco al colegio San Bonifacio desde hace muchos años, porque mi mamá me hablaba todo el tiempo. He sido testigo de la evolución de la planta física y sé que es el mejor colegio del Tolima y uno de los mejores de Colombia. Me he adaptado muy fácil por la ayuda de mi mamá.   
  1. ¿Un sueño por cumplir con su mamá?
    Me gustaría que viviera como una reina. Quizás en una casa más grande, que ya pueda descansar y dedicarse a hacer las cosas que más le gustan.

Amalia y Javier:

Javier es tecnólogo  en entrenamiento deportivo y  profesor tallerista de fútbol del San Bonifacio desde hace 2 años. Trabajar al lado de su mamá, Amalia Pacheco, -integrante del equipo de servicios generales-  es una experiencia que disfruta al máximo. Javier, también se le midió a contestar 10 preguntas sobre su mamá.

 

  1. ¿Qué es lo que más admira de su mamá?
    Cuando niño uno cree en súper héroes,  Superman, Batman y el Hombre Araña. Cuando uno crece se da cuenta que la mamá es el verdadero súper héroe.  Mi mamá es  mi súper héroe real.  Para ella el verbo trabajar no tiene límites.  Trabajo y honestidad las dos palabras que define  a mi mamá.
  1. ¿Cómo le dice de cariño?
    Gordita, Amanda, Olafo. (Risas)
  1. Cuál fue el último detalle que le regaló?
    Ella no es materialista la verdad. El mejor regalo es que estemos juntos en familia  con todos mis hermanos. El día de la madre la invité a almorzar un bagre en salsa, que es lo que más le gusta.
  1. ¿Un momento inolvidable junto a ella?
    Cuando fui campeón panamericano de fútbol de salón en Medellín en 2013. Salí en la prensa y ella vivía con el periódico debajo del brazo. Se lo mostraba a todo el mundo. A mí ya me daba pena. En el  2006 debuté como periodista en la emisora  Ecos del Combeima, ese día casi llora de la emoción al escucharme en la radio desde la casa.
  1. ¿La canción que más le gusta a su mamá?
    Ella no baila. Nunca la he visto bailando. Pero sé que le gusta el vallenato de Otto Serge. La canción Señora. 
  1. Si la tuviera que definir en una sola frase, ¿cómo lo haría?
    Una luchadora de tiempo completo. Nos sacó adelante a mis tres hermanos y a mí. Me le quito el sombrero.
  1. ¿La enseñanza más grande que le ha dado?
    Hay algo que siempre me dice: uno nunca se debe rendir. Hay que luchar.   No se puede depender de los demás. Hay que  hacer las cosas por uno mismo.
  1. De niño, ¿cuál fue la travesura que más dolores de cabeza le causó a a Amalita?
    Con mi hermano Wilson le rompimos un  toro en cerámica de más o menos unos 50 centímetros de alto,   jugando fútbol dentro de la casa. Se puso furiosa. Nunca me olvido de esa ‘pela’. Yo tenía como 8 años.
  1. ¿Lo mejor de trabajar con su mamá en la misma empresa?
    Ver el cariño que la gente le tiene a mi mamá. Me  siento orgulloso porque a mi mamá la  valoran mucho en el colegio.  Ella es sinónimo de respeto.  Hay alumnos que no saben que es mi mamá y cuando yo les cuento se sorprenden, y se  nota el aprecio que le tienen.
  1. ¿Un sueño por cumplir con Amalita?
    Tenerla para siempre conmigo. Ese sería  mi mayor sueño.

Boletín Informativo Digital Colegio Bonifacio de las Lanzas. Circulación Trimetral – Año 1 – Edición 1 – Mayo-julio de 2018
Autor: Coordinación de comunicaciones.
Edición web: Equipo de Gestión del Conocimiento.

Entrada siguiente
Tributo a los docentes del ‘Sanboni’
Entrada anterior
Noticias positivas de Nuestra Gente
Menú