Diego Salazar es desde hace 5 meses el líder del área de Gestión Documental del San Bonifacio. Está encargado de salvaguardar toda la documentación que existe en el colegio y preservarla. Tiene 33 años y es Tecnólogo en gestión documental con tarjeta profesional expedida por el colegio Colombiano de Archivistas.

Es amante del fútbol, y por eso, cada vez que hay partido los viernes en el colegio, trata de cuadrar todo para poder jugar.

Su meta a largo plazo es ofrecer a los usuarios internos y externos el servicio de consulta de información en formato digital, es decir, que en tiempo real puedan ingresar a la página web del colegio y consultar información que reposa en el archivo central.

Durante el tiempo que lleva en el San Bonifacio, ha vivido momentos de mucha satisfacción, pero hay uno que le acelera los latidos del corazón, y fue su matrimonio con su hoy esposa Zully López, hecho que se dio cuando apenas llevaba un par de semanas en el colegio. Revivimos algunos de los mejores detalles de la historia de amor.  

  1. ¿Cómo se conocieron? Nosotros nos conocimos hace muchos años, yo tenía 17 y ella 14, los dos pertenecíamos a la misma iglesia cristiana. Hubo el gusto, hubo química, pero para ese tiempo ella era menor, entonces por obvias razones no nos permitían que pasara nada. En esa época se sentía una gran diferencia de edad.
  2. ¿Se siguieron viendo? No.Me fui a pagar servicio militar, así que dejé de asistir a la iglesia. Empecé a vivir en Bogotá y luego tuve una hija que ya hoy tiene 9 años.
  3. ¿Cómo se reencontraron? 2 años después de la separación con la madre de mi hija volví a tener contacto con Zully. Hablamos de nuevo, renació el amor entre los dos y de esa manera fue que por fin nos ennoviamos, después de 10 años.
  4. ¿Cuánto duró el noviazgo? Un año y luego decidimos casarnos.
  5. ¿Cómo fue la propuesta de matrimonio? Yo hablé en la iglesia con los pastores para tenerlos de cómplices, la idea era que el pastor y la pastora nos llamaran para agradecernos y orar por nosotros. Efectivamente así fue, cuando ellos terminaron de orar, ella volteó a mirar y yo tenía un ramo de flores y el anillo, mientras que dos personas de la iglesia sostenían el cartel donde decía: “¿Te quieres casar conmigo?” y ella aceptó.
  6. ¿Cuándo y donde fue el matrimonio? Nos casamos el 24 de noviembre de 2018 en el salón de Comfenalco de la 37 con Quinta. Nos acompañaron personas de la iglesia, familiares y amigos. Fue una ceremonia cristiana, no hubo baile, ni alcohol y a pesar de todo esto la pasamos muy bien.
  7. ¿Qué proyectos tienen a futuro? A corto plazo es ir de luna de miel a conocer el mar, también estamos buscando una mejor oportunidad laboral para mi esposa, ella es docente y a largo plazo poder tener una casa propia.
Entrada siguiente
Una nueva forma para decir Feliz cumple
Entrada anterior
Les presento a:
Menú